Saltar al contenido

Nuevo blog ¿Eso se come?

Alcachofas. Sí, si alguien me pregunta qué alimento no me comía de pequeño, seguramente contestaría «alcachofas». La verdad es que no recuerdo ni el motivo por el que le tenía tirria a esta verdura, pero sí recuerdo que no quería verlas ni en pintura. Muchos años más tarde he aprendido que esa aversión estaba limitada al contexto de la comida a la que estaba acostumbrado (en este caso a la comida que se preparaba en mi casa y que había que comerse sí o sí). El contexto es importante para entender los alimentos y las distintas formas de tratarlos por el mundo, pero a veces las limitaciones culturales y/o geográficas pueden limitar nuestra capacidad de descubrir nuevos alimentos.

Otra de las cosas que he aprendido es que la forma en que se preparan los alimentos puede influenciar completamente nuestras preferencias. Si estás acostumbrado a comerte un filete de salmón reseco porque lo has cocinado a fuego alto durante cinco minutos, es muy probable que no hayas descubierto la exquisitez que es comerse un lomo de salmón marinado y cocido durante dos horas al horno a baja temperatura.

Estas dos afirmaciones pueden parecer un poco obvias, sobre todo para aquellos que siempre hemos pensando que sabemos cocinar bien, pero precisamente estas dos reflexiones son el tema en el que estará centrado este nuevo blog: (re)descubrir los alimentos.

Caja de frutas y verduras

Para que nos entendamos, este blog va a ser mi cuaderno de aprendizaje en el que voy a compartir mis nuevos descubrimientos e investigaciones que he ido acumulando en los últimos años, pero especialmente desde principios de 2020 cuando cambié completamente mi forma de ver la comida.

En este blog podréis leer mi experiencia descubriendo nuevos ingredients (habiendo vivido en tres países distintos y sobretodo ahora en San Francisco os aseguro que son muchos) o mi opinión o reseña de los últimos libros de recetas que me he comprado. Por otro lado también espero documentar el proceso de los experimentos que me atreva a probar (¿masa madre? ¿levadura líquida? ¿kefir con dos fermentaciones?…) y seguramente intentaré atreverme a compartir alguna receta nueva creada por mí.

Mi idea es escribir mis experiencias ya sean buenas o malas (spoiler alert: desistí de intentar mantener viva una masa madre al quinto intento) y que sirvan como un espacio para comentar y aprender juntos (¡así que no tengáis miedo en dejar vuestros comentarios!)

Pronto va a llegar el primer artículo, así que si no te quieres perder ninguna novedad, puedes seguir ¿Eso se come? en la cuenta de instagram y de facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *